Burbuja económica en Brasil: ¿Especulación o realidad?

Burbuja económica en Brasil: ¿Especulación o realidad?

El repunte de la economía brasileña en los últimos años ha causado la admiración de muchos, pero también la desconfianza de otros. A propósito, este año su ritmo ha desacelerado y las cifras hablan de que algo está sucediendo.

Brasil sigue teniendo el crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB) más bajo de los BRICS, el grupo de países formado por Rusia, India, China, y a veces incluido Sudáfrica, que gozan –o gozaban- de altas expectativas de crecimiento para las próximas década, y además presenta los tipos de interés más altos del mundo en una lucha por controlar la inflación. Todo esto despierta muchos interrogantes, pero quizá el de mayor peso es si ¿será este el inicio de lo que podría considerarse el estallido de una burbuja?

Desde los últimos ocho años, la prosperidad económica del gigante latinoamericano ha inducido la gestación y fortalecimiento de una nueva clase media, caracterizada por el consumismo, el interés por la adquisición de vivienda, y por supuesto en la financiación de las mismas. Han sido ciudades como Sao Paulo y Rio de Janeiro donde se ha enfocado el crecimiento del sector, y donde los precios de los inmuebles se han casi triplicado en Rio de Janeiro y Sao Paulo durante los últimos cuatro años.

Ahora bien, esta foto se asemeja a la situación de bonanza del sector inmobiliario vivida en países como Estados Unidos o España hace unos años, que fue aprovechada por las entidades bancarias para flexibilizar sus condiciones para el acceso a financiación y otorgar, incluso, a personas de bajos ingresos la oportunidad de acceder a una hipoteca; por cierto, no es difícil encontrar sucursales de Banco Santander en las deprimidas favelas. Particularmente, hace un año el Fondo Monetario Internacional advirtió sobre el peligro de la burbuja inmobiliaria en Brasil, y hoy el actual Nobel de economía Robert Shiller compara la crisis del mercado inmobiliario de Brasil con el fenómeno de las hipotecas subprimes que surgió en el 2008 en Estados Unidos.

Con excepción del “agronegócio” –término utilizado en Brasil para definir las relaciones comerciales e industriales dentro del sector agrícola- , la economía brasileña ha visto difícil llegar a las históricas cifras del 2010, año de mayor crecimiento en 30 años con un 7,5 %: para el 2011, el crecimiento se redujo a un 2,7 %, en el 2012 a un 0,9 %, y este año la expectativa de crecimiento está en un modesto 2,2% según el Boletín Focus del Banco Central (BC) -aunque puede llegar a ser mucho menor-. De forma paralela, Brasil es el país del mundo en donde es más caro el precio del dinero, o al menos eso indica la tasa de interés, que actualmente se sitúa en un 9,5% como política para disminuir la inflación, y nada alentador es el aumento del precio de la gasolina producto de la crisis de liquidez que afronta Petrobrás, quien adquiere el combustible a un precio más alto del que le permiten ofrecer a los consumidores.

Sin embargo, la Administración rechaza la hipótesis de una posible burbuja. Sobre el tema, Aguinaldo Velloso, Ministro de Ciudades de Brasil, ha afirmado que la regulación que hay en el país impide que haya productos financieros como las hipotecas subprime de Estados Unidos, y destaca que los compradores adquieren vivienda por necesidad. Aun así, el Nobel, quien predijo el colapso del sector inmobiliario en Estados Unidos, sospecha que hay una burbuja en Brasil gracias a los indicadores actuales. En este sentido, Shiller exhorta a que se alerte al mercado sobre los riesgos que existen, y que se tomen medidas de control frente a la facilidad de otorgamiento de hipotecas y a la expansión de la industria de la construcción.
Sólo el tiempo dará la respuesta, porque aunque las cifras ya evidencien una ralentización económica, es apresurado establecer cuándo la posible burbuja pueda estallar. Probablemente estas hipótesis podrán ser confirmadas luego de que pasen cortinas de humo como el mundial y de fútbol y los juegos olímpicos. Aun así, si se quiere hablar de una predicción a partir de espejos como el estadounidense o el español, ya se puede deducir el resto de la historia.

Temas recomendados: