Ana Patricia Botín, la heredera del Santander

Ana Patricia Botín, la heredera del Santander

“De tal palo, tal astilla” esa sería la primera aproximación a Ana Patricia Botín-Sanz de Sautuola, la hija del presidente del Banco de Santander. Después de años inmersa en el negocio bancario se perfila como sucesora de su padre al frente de la mayor entidad financiera de España desde el puesto de Consejera Delegada de la filial británica del grupo.

Ana Patricia se formó fuera de España, licenciándose en Ciencias Económicas en el Bryn Mawr College de Filadelfia, y cursó un MBA en Harvard, la prestigiosa universidad estadounidense asentada en el estado de Massachusetts. A sus 53 años es una de las empresarias españolas más conocidas, y a día de hoy, quizá la más exitosa.

Tras comenzar su carrera en J.P. Morgan en los años 80 se integra en el grupo Santander en 1989 como consejera. En 1992 es nombrada directora general del banco. Diez años más tarde pasa a ser presidenta ejecutiva de Banesto siguiendo la integración de esta entidad en el grupo Santander. Abandonará el cargo en 2010 para dirigir la filial británica del Santander.

De este último periodo han comenzado a surgir dudas respecto a su gestión. Se hizo cargo de Santander UK en medio de la crisis económica y financiera que comenzó con el estallido de la burbuja subprime en EE.UU. Los datos de Santander UK no han mantenido la línea ascendente que se esperaba y la marca ha perdido reputación a ojos de los consumidores británicos.

El último informe de la Financial Conduct Authority, el departamento que controla el mercado financiero británico, refleja que la filial en el Reino Unido del banco dirigido por Botín, es la que más quejas recibe de sus clientes. Santander UK es el primer banco por reclamaciones respecto a hipotecas y fondos de inversión, y esto sin ser la entidad con más peso en el mercado británico.

No obstante, Ana Patricia se ha labrado una reputación en tierras británicas. Tanto es así que el gobierno de Su Majestad le ha invitado a participar en el Consejo de Inversión, Comercio y Servicios Financieros, un órgano que se encarga de la promoción de las actividades comerciales y financieras británicas en el exterior.

Además, desde 2013 es también miembro de consejo de administración de una de las principales multinacionales del mundo, con toda probabilidad la más internacional de todas: Coca-Cola.

En 2010, junto con el resto de miembros de su familia, tuvo que capear el escándalo que se generó a raíz de la publicación de que los Botín tenían cuentas opacas en Suiza. El descubrimiento se hizo gracias a los datos extraídos de la ya famosa Lista Falciani, que Francia compartió con las autoridades españolas. En ese mismo año Hacienda regularizó cerca de 260 millones de euros. De estos, 200 millones pertenecían a miembros del clan Botín.

Con sus luces y sombras, Ana Patricia Botín es sin duda una de las empresarias españolas de mayor reputación. Pero su carrera parece no haber llegado al clímax, desde hace años se viene comentando que su padre, Emilio Botín, ha estado preparándola y fogeándola en los distintos cargos del grupo para convertirla en la futura presidenta del Santander. Si se cumplen estos rumores, todo quedará en familia.

Sitio web: aspiradora hyla

Temas recomendados: